Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 1 de febrero de 2019

Jornada informativa para abordar el cambio de doctrina en la subrogación de servicios

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: aelma afelin

AELMA celebró el pasado día 21 de enero la jornada “Cambios legislativos en la subrogación de personal tras la sentencia del TS de 27 de septiembre de 2018”, un evento que se cerró con una notable asistencia de público que demuestra la creciente preocupación que suscita entre el sector la reciente sentencia del Tribunal Supremo que dinamita la tradicional subrogación convencional que se recoge en el convenio de la limpieza.

[Img #5395]

 

Con esta jornada informativa, AELMA ha dado un paso al frente para encontrar vías alternativas con las que paliar los efectos adversos que puede tener esta doctrina que sienta jurisprudencia, puesto que viene avalada por el Tribunal Superior de Justicia de la UE. La primera intervención corrió a cargo de Andrés Arribas, asesor jurídico de AELMA, quien hizo un recorrido por la historia de la subrogación en España y cómo ésta se refleja en el Convenio Colectivo del sector de la limpieza, al dar por sentado que se puede finalizar un determinado contrato sin que ello suponga la merca o escisión de los contratos de trabajo.


El siguiente orador fue Alberto Sancho, socio del despacho jurídico Sagardoy Abogados, quien hizo un repaso de los antecedentes que han dado origen a esta polémica sentencia, entre ellos, una sentencia del TSJ de Galicia del 30 de diciembre de 2016.


La última intervención, antes del debate y del turno de preguntas, corrió a cargo de Javier Hervás y Beatriz Ruíz, socio y senior manager, respectivamente, de la consultora KPMG. Durante su ponencia, ambos profesionales enunciaron posibles vías en las que se abre un resquicio para tratar de salvaguardar los intereses de las empresas. Entre  ellas, alinearse con otros sectores intensivos en mano de obra que igualmente se vean afectados por la nueva doctrina judicial de cara a encontrar soluciones comunes que tengan un impacto directo sobre Europa.


Asimismo, dado que a nueva doctrina judicial cambia profundamente las reglas del juego, incluso desequilibra lo pactado en el Convenio Nacional de la Limpieza, se daría el supuesto de ser revisado. En ese sentido, en caso de continuar apostando por la subrogación convencional, se podrían iniciar conversaciones con las organizaciones sindicales al efecto de pactar salvaguardas en el convenio que minimicen el riesgo de la subrogación de deudas de las empresas salientes. O bien, que minimice el riesgo de que existan negocios a los que ninguna compañía de limpieza se postule por las deudas del anterior empresario incumplidor, consecuentemente, poniendo en riesgo la salvaguarda del empleo para los trabajadores afectados.


Asimismo, se podría analizar la posibilidad de iniciar alguna acción judicial para que el Tribunal competente interprete cómo queda la regulación convencional del sector de limpieza a la luz de la nueva doctrina judicial, de tal manera, que los Tribunales pudieran matizar su doctrina adaptada a las características del sector y de lo pactado en el convenio.


Por parte de Andrés Arribas, asesor jurídico de AELMA, la solución más factible y con la que habría que trabajar a nivel institucional es la ampliación de los mecanismos de control de las obligaciones empresariales de modo que se evite traspasar las deudas a las siguientes empresas.
 
La asociación tiene ante sí un trabajo arduo que ha comenzado con esta jornada informativa y próximamente establecerá una hoja de ruta sobre la que iremos informando.

 

 

[Img #5396]

 

 

 

OPINIÓN DE LA PATRONAL

 

AELMA junto con la Asociación Nacional AFELIN, quiere alertar de los efectos negativos que para clientes y empresas en las que opera la subrogación en sus convenios colectivos (limpieza, seguridad y jardinería principalmente), va a tener el cambio de criterio establecido por el Tribunal Supremo tras la sentencia de 27 de septiembre de 2018. En el ámbito de la actividad de limpieza la situación afecta a 18.000 empresas y 381.000 trabajadores en el conjunto del Estado.

 

El veredicto del Alto Tribunal, ratificado por otros posteriores en el mismo sentido, asume la fundamentación de una Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 10 de julio de 2018 y modifica su criterio sobre la sucesión de contratas. El razonamiento utilizado por estos tribunales establece que la garantía de empleo que se establece en los convenios colectivos para mantener los puestos de trabajo, se rige por la aplicación de la sucesión legal regulada en el Estatuto de los Trabajadores para la transmisión de empresas (artículo 44) y como consecuencia de ello, el nuevo empresario ha de asumir las deudas que la empresa saliente haya contraído con la Agencia Tributaria, la Seguridad Social y los propios trabajadores.

 

A juicio de Jesús Martín, presidente de AELMA, “este escenario deja en una posición muy compleja no solo a las compañías del sector, que tienen que asumir las deudas adquiridas por otra empresa, sino también para los clientes a los que se les esté prestando el servicio. En estas circunstancias será muy poco probable que nuevas compañías quieran asumir este tipo de contratas por el riesgo económico que conllevan, dando lugar a situaciones muy complicadas y a escenarios en los que no se llegue a prestar el servicio”.

 

Para minimizar el impacto negativo que esta nueva doctrina pueda tener entre las empresas afectadas y los clientes, AELMA, en colaboración con la patronal estatal del sector, ha establecido un plan de actuación inmediato que pivotará sobre tres ejes:

 

  1. Creación de una red de alerta temprana sobre incumplimientos en materia salarial y del resto de las obligaciones empresariales, a fin de conocer con antelación a una posible contratación de un servicio, la situación que mantiene la empresa prestadora del mismo servicio en dicho momento.

 

  1. Trabajar con los otros sectores afectados por este cambio de doctrina, principalmente empresas de seguridad y jardinería, para proponer una reforma legislativa del actual artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, de tal manera que ese distinga un régimen de responsabilidades laborales diferente para las actividades desmaterializadas.

 

  1. Asimismo, AELMA ha creado una Comisión de Estudio para valorar la hoja de ruta y establecer los cauces necesarios para incitar a las instituciones judiciales españolas y europeas al revocamiento de la norma.

 

 

AELMA, quiere llamar la atención de los clientes sobre la necesidad de concertar los servicios de limpieza con empresas solventes, que permitan establecer una relación de seguridad y confianza en la prestación que reciben.

 

Empresa & Limpieza • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress