Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Josep Tres, presidente de ASCEN
Lunes, 4 de junio de 2012

Un sector en peligro

Guardar en Mis Noticias.

En un contexto ya de por sí complicado por la crisis económica, el sector de la limpieza profesional se encuentra amenazado por una serie de problemáticas que ponen en peligro la supervivencia de muchas empresas del sector, entre las que destacan el descuelgue y la representatividad, dos de las principales preocupaciones de AFELÍN.

Cláusulas de descuelgue
La Reforma Laboral aprobada el pasado 10 de febrero ha dado pie a que las empresas se puedan descolgar de los convenios colectivos durante un plazo de tres años cuando concurran causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Para AFELÍN, es fundamental poder establecer criterios en el propio convenio para regular estos descuelgues y evitar que se conviertan en un arma de competencia desleal y de canibalización del sector.
Si no se establecen y cumplen unos parámetros sobre el tiempo y la forma en que se han de recuperar estos descuelgues, las empresas que se han acogido a esta cláusula pueden presentarse a los concursos, ya sean públicos o privados, con un precio inferior al del resto de empresas, que sí están pagando a sus trabajadores en función de lo estipulado en los convenios. Desde AFELÍN se está luchando para evitar que estos descuelgues, que han de servir para ayudar a las empresas en situaciones difíciles, sean utilizados en el propio beneficio empresarial, ya que esto comportaría una alarmante competencia desleal que abocaría al cierre de muchas empresas y al despido de sus trabajadores.

Representatividad
Otro de los frentes abiertos en los que seguimos trabajando activamente hace referencia a la actual regulación de la representación empresarial en las mesas de negociación de los convenios colectivos, que favorece la posición dominante de los grandes grupos empresariales. El hecho de tomar como referencia única el número de trabajadores ocupados permite que un reducido número de empresas pueda constituir una asociación elitista y desde ella establecer las condiciones de todo un sector de actividad. Esta situación supone una clara discriminación para las pequeñas y medianas empresas, que a pesar de ser el grueso del tejido empresarial español, mantienen una menor tasa de ocupación de trabajadores.

Desde AFELÍN consideramos que 17 grandes compañías, algunas de las cuales son de capital extranjero, no pueden decidir el devenir de un sector compuesto por más de 16.000 empresas. Por ello, estamos luchando para modificar la actual regulación y establecer una representatividad de empresas y trabajadores más justa, equitativa y ponderada, en la que no exista una postura dominante ni por el número de compañías ni por el número de empleados afectados.

Empresa & Limpieza • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress