Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 3 de septiembre de 2012

Poca cal y mucha arena

Guardar en Mis Noticias.

“Una de cal y otra de arena”. Esta debería ser la proporción ideal para lograr el equilibrio. El problema es que, en los últimos meses, el Gobierno nos está dando poca cal y mucha arena. Las últimas medidas impuestas por el Estado no solo generan una gran inseguridad entre las empresas, sino que también rozan la inconstitucionalidad y agravan aún más la situación económica de las pymes.

Una de arena: supresión de las bonificaciones
El pasado mes de julio, empezó el reparto de arena con el Real Decreto Ley 20/2012 de 13 de julio, que suprime prácticamente todas las bonificaciones de la Seguridad Social en la contratación.

Esta medida, inesperada y retroactiva, tendrá graves consecuencias para las pequeñas empresas del sector de la limpieza, muchas de las cuales han realizado contratos, fundamentalmente de carácter indefinido, precisamente por estas bonificaciones. Esta supresión hace que nos encontremos con un sobrecoste de Seguridad Social que incrementa el coste por puesto de trabajo y que implica un resultado negativo en nuestro presupuesto de servicio.

Entendemos que el Gobierno no puede legislar con efectos retroactivos de una manera que perjudique tan gravemente a las empresas, que han formalizado tanto los contratos de los trabajadores como los presupuestos de servicio de acuerdo con las normas legales.

Otra de arena: subida del IVA
Con la subida del IVA nos volvió a dar otra palada de arena. En solo dos años, el tipo general ha pasado del 16% al 21%, un incremento que afecta especialmente a sectores como el de la limpieza, que tiene en la Administración a uno de sus principales clientes. El hecho de que las empresas tengamos que liquidar al Estado el IVA repercutido de los clientes en el momento del devengo y no del cobro, nos convierte en fuentes de financiación de las Administraciones Públicas y ello repercute en una disminución de los beneficios, ya de por sí escasos, en las empresas de nuestro sector.

Y una de cal que se convierte en arena: no rebajan las cotizaciones
Y cuando por fin pensábamos que nos iba a llegar algo de cal para no desequilibrar tanto la balanza, lo que recibimos fue más arena. El pasado mes de septiembre, el Gobierno presentó su propuesta para los Presupuestos Generales del Estado de 2013, en los que no se contempla el compromiso adquirido con los empresarios de rebajar un 1% las cotizaciones sociales de cara al año próximo.

Con tanta arena y tan poca cal es imposible levantar los cimientos de la recuperación económica, por lo que solicitamos a la Administración Central medidas alternativas que nos ayuden a paliar las graves consecuencias de las últimas decisiones tomadas.

Empresa & Limpieza • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress