Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 18 de febrero de 2014

El uso de toallas de papel, la vía más higiénica para secar las manos

Guardar en Mis Noticias.

[Img #2623]El uso de toallitas de papel para secarse las manos está relacionado con una presencia inferior de microbios tanto en las manos como en el entorno de lavado si lo comparamos con el empleo de secadores de aire caliente o de chorro de aire. Esta es la declaración consensual elaborada por seis destacados microbiólogos e higienistas hospitalarios europeos tras examinar publicaciones científicas y estudios financiados por European Tissue Symposium (ETS).


Durante la rueda de prensa celebrada en Hygienalia+Pulire, Roberto Berardi, presidente de la Asociación Industrial Europea del Papel Tissue, presentó los objetivos y actividades de esta entidad y, a continuación, expuso los principales resultados de estos estudios, realizados por Eurofins-Inlab en Alemania y la University of Westminster en Reino Unido. 


Principales conclusiones de los estudios

Recuento microbiológico en las manos
  • Después de lavarse y secarse las manos con un secador de aire caliente, el número total de bacterias aumentó de media un 194% en las yemas de los dedos y un 254% en las palmas de las manos.
  • Al secarse las manos con un secador de chorro de aire, el número total de bacterias aumentó de media un 42% en las yemas de los dedos y un 15% en las palmas de las manos.
  • Tras lavarse y secarse las manos con una toallita, la cantidad de bacterias se redujo de media hasta en un 76% en las yemas de los dedos y hasta en un 77% en las palmas de las manos.

Recuento microbiológico en aparatos secadores de manos

  • De media, la exposición a microorganismos del usuario de secadores de chorro de aire puede ser más de mil veces superior a la del usuario de dispensadores de toallitas.
  • De media, el usuario de secadores de chorro de aire puede estar expuesto a una cantidad de estafilococos (bacterias potencialmente perjudiciales) alrededor de ochocientas veces superior a la de la persona que usa dispensadores de toallitas.
  • Más de la mitad de secadores de chorro de aire estaban contaminados por coliformes, mientras que no se hallaron rastros de estos en los dispensadores de toallitas.

Recuento microbiológico en suelos

  • La contaminación hallada en los suelos situados debajo de secadores de chorro de aire era de media veinte veces más alta que la encontrada en suelos ubicados debajo de dispensadores de toallitas.

  • La cantidad de estafilocos hallada en los suelos situados debajo de secadores de chorro de aire era de media veintisiete veces mayor que la encontrada en suelos ubicados debajo de dispensadores de toallitas.

  • Se detectaron coliformes (un tipo de bacterias presente en las heces) en el 46% de las muestras tomadas en suelos situados debajo de secadores de chorro de aire, mientras que solo el 10% de las muestras tomadas en suelos situados debajo de dispensadores de toallitas contenían coliformes.

  • Los secadores de chorro de aire, que sueltan aire a una velocidad de 692 km/h, según los fabricantes, son capaces de propulsar microorganismos de las manos del usuario y del aparato a distancias de hasta 2 metros, así como de contaminar el baño y a otros usuarios. En las pruebas realizadas con secadores de aire caliente, los aparatos propagaron microorganismos a una distancia que alcanzó los 0,25 metros. Al usar toallitas, no se observó ninguna propagación significativa de microorganismos.
[Img #2624]
Empresa & Limpieza • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress