Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Nuno Salgueiro (GOJO)
Jueves, 4 de junio de 2015

La importancia de la higiene de manos

Guardar en Mis Noticias.

La higiene de manos no sólo empieza y termina en el baño, los productos y respectivos sistemas tienen que estar accesibles en todo el lugar de trabajo, como explica Nuno Salgueiro, Country Manager de GOJO para el sur de Europa.

 

[Img #4322]

 

 

A lo largo de un día normal de trabajo, nuestras manos entran en contacto con una gran variedad de superficies, por lo que, la salud y la higiene de la piel, es algo que debe ser considerado en cada momento de la jornada. Aunque lavarse las manos después de ir al baño es de vital importancia - numerosos informes revelan que no todas las personas lo hacen – por eso la higiene de manos no sólo debe estar asociada con el baño, también debe realizarse a lo largo del día, en todas partes.

 

Las organizaciones suelen centrarse en "el escenario macro" y, a veces se olvidan de la cuestión aparentemente "más pequeña" de la higiene de manos. Las empresas invierten millones en tecnología, ingeniería y en la contratación de los mejores profesionales para obtener una ventaja competitiva, siendo fácil entender por qué son tan importantes estas áreas.

 

Sin embargo, a veces, se pasa por alto, la diferencia significativa que una inversión relativamente pequeña, como permitir el acceso a sistemas de higiene de manos eficaces puede hacer. Pueden contribuir significativamente para reducir el absentismo laboral por enfermedad y elevar la moral de los empleados, que sienten que sus empleadores están comprometidos con su bienestar. Esto conduce inevitablemente a un aumento de la productividad, mayores beneficios y en una subida significativa de la satisfacción del cliente - ¿por qué no invertir en esto también?

 

Los buenos sistemas de higiene de manos no son meros «extras» para las organizaciones, sino que constituyen un elemento indispensable para el buen funcionamiento de los negocios. Hay muchas circunstancias en que un mal sistema favorece la aparición de contaminaciones cruzadas en una organización, las cuales pueden causar daños incalculables, como por ejemplo:

 

  • Cierre de las instalaciones debido a un brote o infección;
  • Prohibición de venta de determinados productos;
  • Pérdida de reputación y perjuicios para la imagen de la marca;
  • Pérdida de lealtad de los clientes.

 

El absentismo por enfermedad puede perjudicar la rentabilidad de una empresa, ya que, si los empleados están enfermos, no pueden trabajar. Esto reduce la productividad, afecta al nivel del servicio prestado y daña la confianza y la satisfacción del cliente, al mismo tiempo que  aumenta la carga de trabajo de los empleados que se quedan, ya que tienen que asumir las tareas de los compañeros ausentes.

 

Una cuestión de fórmula y funcionalidad

Las oportunidades para la propagación de gérmenes y virus están en cualquier sitio, así que si desea que sus trabajadores y sus clientes desarrollen buenos hábitos de higiene de manos, debe ponerles fácilmente accesibles productos y sistemas que sean atractivos y fáciles de utilizar.

 

Si se garantiza que los productos de higiene de manos son efectivos y fáciles de utilizar, y que estén disponibles en los «puntos críticos», incluyendo aseos, áreas de recepción, plantas, servicios de aprovisionamiento y zonas de empleados, las organizaciones se estarán protegiendo contra estos riesgos.

 

Los productos y sistemas adecuados pueden desempeñar un papel fundamental en la promoción de un comportamiento saludable de higiene de manos. Sin embargo, para que este sea verdaderamente efectivo, es necesario aunar estética, accesibilidad y facilidad de uso, así como soluciones avanzadas que sean agradables y efectivas, dicho de otro modo, se necesitan productos y sistemas que la gente quiera utilizar.

 

Los dispensadores atractivos y fáciles de utilizar suelen tener mejor acogida, además, los clientes le agradecerán utilizar productos de calidad, lo que puede desempeñar un papel fundamental a la hora de elegir entre un local u otro.

 

El empleo de tecnología innovadora también es una ventaja y, por ello, los dispensadores automáticos están teniendo tanto éxito. Estos dispensadores detectan la presencia de las manos y dispensan la cantidad de producto necesaria en todo momento. El hecho de que sean automáticos y no haya que tocarlos aumenta su nivel de higiene, ya que eliminan una superficie que tocar.

 

Los recambios adecuados y el riesgo del jabón a granel

Cuando una empresa invierte en sistemas de higiene de manos, espera disfrutar de los niveles más elevados de limpieza, que incremente el bienestar de sus empleados. Lo último que desea es que  éstos  salgan de los aseos con más gérmenes en las manos que antes de lavárselas y, por eso, la importancia del método empleado para rellenar los dispensadores es crucial.

 

En los dispensadores a granel, el jabón se introduce en un dispensador que es un depósito abierto por la parte superior de la unidad. Puesto que el depósito está abierto y, por tanto, en contacto con el entorno, las bacterias pueden contaminar fácilmente el jabón, lo que favorece la formación de una biopelícula bacteriana en el interior del dispensador. Las biopelículas son conjuntos de bacterias que cubren las superficies y son muy difíciles de eliminar. Puesto que la biopelícula se forma en el interior del dispensador, se produce una contaminación bacteriana de todos los jabones nuevos que se van añadiendo al existente en el dispensador.

 

Sabemos que esta no es una buena noticia, pero afortunadamente existe una alternativa. Las recargas con sello sanitario son cada vez más la opción elegida, pues el jabón producto está protegido de la contaminación gracias al sellado en fábrica e incluye una válvula nueva con cada recarga. De esta forma, el jabón no entra en contacto con el entorno y se evita la contaminación cruzada del aire o de otras fuentes. Los beneficios para la higiene y para la salud son evidentes y, además, rentabiliza el tiempo utilizado en la reposición por los empleados de mantenimiento que tienen mucho trabajo, ya que se sustituyen de una forma mucho más fácil y rápida.

 

Hoy en día, la importancia de fomentar y mantener una buena higiene de manos tiene consecuencias en cualquier negocio o empresa. Si invierte en las mejores soluciones de higiene de manos, no sólo estará protegiendo su negocio, sino que también estará demostrando su compromiso con el bienestar de sus empleados, así como su empeño por prestar el mejor servicio a sus clientes.

Noticias relacionadas
Empresa & Limpieza • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress